La importancia del contexto

El aura que irradia una persona o un objeto forma parte de ellos tanto como su piel. El efecto que provoca en el espacio está tan ligado a ellos como su color o su olor. El efecto que dos individuos provocan en el espacio puede ser tan distinto como el de una vela y el de una bombilla eléctrica. Por ello, el pintor debe poner atención tanto en el aire que rodea a un sujeto como el sujeto en sí. Es a través de la observación y la percepción de la atmósfera que el artista puede registrar la sensación deseada para que su pintura pueda transmitirla.

La cita la vi en el palacio de Bellas Artes de Ciudad México hace ya mas de 10 años. Invita a reflexionar sobre la importancia del contexto y los espacios negativos (zonas vacías) a la hora de realizar una composición.