Opinión

Seremos como el Ché

Hubo un tiempo en que mis reyes magos se llamaron "Básico, No Básico y Dirigido".

Tiempos de orgullo, orgullo de izar la bandera, orgullo de llevar el distintivo "Ya sé leer". Orgullo de gritar a toda voz en el matutino “Seremos como el Che”.

Ahora sé que nunca llegaré a ser como él, todos los de entonces (sin excepción) terminamos siendo nosotros mismos.

La concretera en el cine y otros estúpidos relatos

Después de 9 años trabajando y viviendo en Madrid hace algunos meses me sucedió algo curioso, un compañero de trabajo, Madrileño de toda la vida, al llegar a la oficina una mañana me preguntó esbozando una leve sonrisa por "el cine y la concretera"...

Resulta que cenando en un restaurán coincidió con un camarero de Cuba, al que le comentó al entablar conversación que tenía un compañero de trabajo cubano, "concretamente"(no he podido evitarlo :) de Pinar de Rio. Aquellas palabras fuero mágicas para aquel individuo que al parecer no paró de congraciarse durante toda la noche a base de dudosos "chistes de pinareños".

Pues bién, al margen de que el comentario de la mañana siguiente no me hizo mucha gracia, al margen de que tiré de mi amplia colección de elaboradas y mordaces respuestas (rescatadas de la hemeroteca para la ocasión), aquí os dejo un interesante artículo que ahonda en la raíz del asunto y sobre todo... os responde a los no nacidos en Cuba la pregunta que ahora mismo os estaréis haciendo: ¿de que va esto?